Sarabia, Carvajal, Morata y De Tomás fueron compañeros en las aulas del SEK de Madrid antes de coincidir en la selección.
Pablo Sarabia es uno de los mejores amigos de Dani Carvajal. Coincidieron en las categorías inferiores del Real Madrid y en el Sek, el colegio con el que el club madridista tiene un acuerdo desde hace años para que se ocupe de la formación académica de los jugadores de su cantera de fútbol y de baloncesto. Una relación que se extiende desde el año 2000 y que hace que por las aulas de ese colegio hayan pasado más de 300 canteranos del Real Madrid.

Sarabia y Carvajal coincidieron también en el colegio con Morata y De Tomás. Todos se formaron en el Real Madrid, en el que sólo permanece Carvajal. Pero la relación se mantiene. Y la curiosidad de que entre los jugadores que han llevado a España al Mundial haya cuatro compañeros de colegio ha sido motivo de conversación entre los futbolistas durante la última concentración de la Roja.

«Claro que lo hemos hablado», confesaba Morata después de la victoria contra Suecia. Contra Grecia coincidieron los cuatro desde el comienzo.
«Estábamos en el colegio juntos, imagínate lo que viven chavales de 13 o 14 años en el colegio juntos. Hay historias para aburrir. Muchos momentos, muchas anécdotas», reconocía Morata después del partido. «Raúl y yo llevamos hablando desde que somos pequeños. Lo sigo a él, él me sigue a mí, él me apoyó durante la Eurocopa cuando pasé momentos difíciles. Es un orgullo que juguemos cuatro compañeros de clase», añadía.

Aunque la relación en las aulas era más estrecha con De Tomás, que cambió de número y también el nombre que aparecía en la camiseta. En el debut contra Grecia jugó con el «6» y RDT aparecía por encima. Contra Suecia pudo elegir el «11», que quedaba libre por la ausencia de Fornals, que se quedó fuera de la convocatoria. Y en lugar de RDT se podía leer «Raúl de Tomás». Una medida ordenada por la UEFA para que el nombre que figura en la camiseta no lleve a confusión.

«Raúl era el que repetía conmigo, porque los otros dos eran más espabilados. Sí que estaba más cerca de mí porque no espabilábamos. Es increíble estar aquí con cuatro compañeros del cole y más que han venido», confesaba tras la victoria Morata.

 

Fuente: https://www.larazon.es/deportes/futbol/20211115/tfmlnrotcba6laydl455ppf4te.html