El Blog de Orientación para Nuevos Alumnos ha entrevistado a Aitor Martínez, antiguo alumno del Colegio SEK-El Castillo, egresado del Grado en Psicología y estudiante del Experto en Coaching Deportivo de la Universidad Camilo José Cela.

¿Por qué elegiste estudiar el Experto en Coaching Deportivo?

Durante mi carrera deportiva he trabajado distintas facetas en lo que se refiere al rendimiento. El trabajo psicológico ha sido el más decisivo que he realizado durante mi carrera deportiva. Cuando lo conocí, supe que me quería dedicar a ayudar a otros deportistas a nivel psicológico. Dado que he estudiado el Grado en Psicología, el Experto en Coaching Deportivo es la herramienta que necesito para llevar a cabo mi sueño.

 ¿Y por qué elegiste la Universidad Camilo José Cela?

Siempre he sido alumno y residente del SEK–El Castillo. Completé los estudios de la ESO y el Bachillerato en dicho centro donde también vivía. Posteriormente comencé el grado en psicología en la Camilo José Cela, pero cuando había completado la mitad del grado decidí marcharme a estudiar a los Estados Unidos, donde finalicé el grado. Cuando marché hacia los Estados Unidos, siempre supe que volvería a la Camilo José Cela y el Experto en Coaching Deportivo y su director Diego Gutierrez fueron los causantes de mi vuelta. En definitiva, la Institución Educativa SEK siempre ha sido mi casa y me he sentido muy cómodo formando parte de dicha institución tanto a nivel deportivo como académico.

¿Qué ha sido lo más te ha gustado de tu tiempo de estudio en la UCJC?

Las instalaciones, el trato al alumno y su vinculación con el deporte.

Dime tres palabras que resuman tu experiencia en la UCJC

Éxito, sacrificio, familia.

¿Una recomendación para los futuros estudiantes?

Disfrutar del camino y estar abiertos a nuevos retos y experiencias.

 Cuéntanos tu experiencia en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en 2016.

La experiencia olímpica ha sido la mejor experiencia deportiva de mi vida. Desde pequeño había soñado con poder participar en los Juegos Olímpicos. El evento deportivo mas importante del mundo. Antes de participar ni si quiera me podía hacer a la idea de su magnitud, una vez en la villa olímpica fue cuando me di cuenta de la magnitud del evento. Realmente me empecé a dar cuanta cuando un par de horas antes de salir hacia Rio de Janeiro el Rey y la Reina de España vinieron a despedirnos al aeropuerto. Eso ya me hizo alucinar. Una vez en la villa olímpica es cuando comenzó la experiencia olímpica real. Todo lleno de deportistas de diferentes partes del mundo me encontraba caminando con todos mis ídolos del deporte como Nadal, Gasol, Bolt, Phelps… podías encontrártelos en el ascensor para subir a tu habitación o comiendo en el comedor… Tienes que tener mucho control mental para no desenfocarte de tu objetivo teniendo tantas distracciones a tu alrededor. Por suerte, yo competía el segundo día de los JJOO, por lo que pude disfrutar del resto de los JJOO sin mas preocupaciones que cumplir con el equipo y disfrutar de los eventos deportivos que iba eligiendo. Competir en la piscina olímpica fue otra experiencia inolvidable. Recuerdo que nos tocó en la serie de Estados Unidos. En la cámara de salida se podía respirar la tensión. Me había preparado muchísimo mentalmente para ese momento. Afortunadamente, dicha preparación tuvo sus resultados y conseguí nadar los 100 m libre más veloces de toda mi carrera deportiva. El buen sabor de boca con el que culminé mi gran sueño será inolvidable para el resto de mi vida.