Empezamos el mes de octubre conversando con uno de nuestros antiguos alumnos de SEK-El Castillo, Damian Gaubeka. Estuvo en el colegio entre los años 1973 y 1985 y ahora hemos podido saber más sobre su paso por el colegio y cómo ha sido su trayectoria posterior.

Damián, ¿Qué recuerdos tienes de tu paso por el colegio?

Todos son buenos. Tuve unos grandes profesores en lo académico y excelentes en lo personal, siempre dispuestos para ayudar, hablar y aconsejar. Me pareció y parece un colegio muy moderno y con unas instalaciones adelantadas a su tiempo (incluso antes de construir el polideportivo), enfocadas a sacar lo mejor de cada alumno. En mi caso disfruté y tengo bonitos recuerdos de los partidos de fútbol en el Soto, del judo y de las clases en aulas abiertas.

¿Cuál ha sido tu trayectoria desde que terminaste el colegio?

Estudié Derecho en la Universidad San Pablo CEU (1985-1990). Estuve trabajando en un Despacho de Abogados en Londres (1992-1994) y entre 1995 y 2010 me incorpore a otro Despacho de Abogados en Madrid (con Rafael López-Diéguez, otro maestro). Desde 2010 hasta ahora, formo parte del Despacho Ramón y Cajal Abogados, como Socio en el área de Derecho Procesal Civil (entre los cuales hay antiguos alumnos del Colegio).

Si tuvieras que quedarte con un recuerdo o algo del colegio (un profesor, compañeros, anécdotas, excursiones, rutinas que hicierais, etc), ¿qué sería?

Elegir un profesor sería muy difícil, quizás debiera quedarme con D. Carlos González (además Psicólogo del Colegio), quien me guio para acabar el Bachillerato Internacional y me sugirió estudiar Derecho. D. Ángel Izquierdo, que me enseñó a practicar mi deporte, el judo, D. Moisés, … Anécdotas: las guerras de pelotillas, de jerséis, todos los recreos eran una aventura, anécdota, no parábamos, hasta teníamos un río en el Soto y un fuerte en el solar del club, contiguo. Y como no, los nervios de las competiciones intercentros.