Os presentamos a Gaizka Barrondo, antiguo alumno de SEK-El Castillo y futuro alumno de Economía en la universidad estadounidense Hamilton y Matemáticas Aplicadas en Columbia.

¿En qué colegio/s SEK estudiaste y qué cursos hiciste?

Estudié en el colegio SEK-El Castillo desde 2º de Primaria hasta 2º de Bachillerato (IBDP), haciendo 3º y 4º de Primaria el mismo año.

Fuiste el primer alumno flexibilizado por Altas Capacidades, destacabas en debate, matemáticas, idiomas, piano… ¿qué recuerdos tienes de tu paso por el colegio y la forma en la que aprovechaste tus años allí?

La verdad es que tengo muy buenos recuerdos de todos los años que estuve en el colegio, en gran parte gracias a la gran cantidad de actividades y oportunidades que están a disposición de los alumnos para ser aprovechadas al máximo. En mi caso, siempre he intentado involucrarme en el mayor número de experiencias posible. Creo que es la mejor manera de que el colegio sea mucho más que un lugar al que vas año tras año para estudiar una serie de asignaturas. Sin embargo, también es cierto que a veces es un poco complicado compaginar ambas cosas, e incluso algunos profesores han llegado a casi enfadarse conmigo por apuntarme a todos los “líos”, como ellos decían. Pero en retrospectiva, he de decir que ha merecido mucho la pena, sin ninguna duda.

Como anécdota, la primera vez que me involucré en debate en 1ºESO, la verdad es que no me emocionaba mucho la idea. Pero a pesar de ello, sabía que hablar en público, y ser capaz de transmitir eficazmente mis ideas, era una habilidad que resultaría muy necesaria en el futuro. Así que formé un grupo junto a unos compañeros y decidí apuntarme a un debate con ellos pensando “bueno, es solamente un torneo que me ayudará a hablar algo mejor, ¿qué pierdo?”. Pues bien, después de 6 años e innumerables torneos de debate, modelos de Naciones Unidas (MUN), y demás actividades relacionadas, he de decir que estoy más que satisfecho de haber tomado aquella pequeña decisión, que resultó ser la puerta al mundo de la oratoria.

Me parece muy importante probar muchas actividades distintas, por muy poco relevantes que puedan parecer en un principio, ya que la mayoría de ellas están pensadas para ayudarte a desarrollarte como persona, aparte de como estudiante. Esto último es muy importante, en mi opinión, ya que en la vida son muy necesarias una serie de habilidades que definitivamente no se aprenden a base de memorizar un temario. Por ello, mi consejo para los estudiantes actuales es que en vez de simplemente pasar por el colegio, tienen que dejar que el colegio pase por ellos.

¿Cuál ha sido tu trayectoria desde que terminaste el colegio?

Debido a la propagación de la pandemia por EEUU, tomé la decisión de retrasar un año la entrada a la universidad. Me pareció que la situación estaría mucho mejor entonces, y además podría disfrutar de la experiencia al máximo al haber menos restricciones y muchas personas vacunadas.

Desde que terminé el colegio, aparte de preparar el contenido de las asignaturas que haré en mi primer año en la universidad, he podido dedicar mucho más tiempo a cosas que con la carga de trabajo del IB tuve que dejar un poco de lado. Este año voy a terminar el último curso de piano, por ejemplo, y también estoy dedicando muchas más horas a estudiar el nivel C1 de chino. Además, ¿qué mejor momento que este año para sacarme el carné de conducir? Luego con la universidad se hace un poco más difícil, así que también estoy aprovechando para hacer eso.

El año pasado por la pandemia no pudiste viajar a EEUU, pero sí lo harás en agosto para estudiar el doble grado de matemáticas aplicadas y economía con una beca muy importante concedida por tu curriculum dentro del SEK, ¿cómo ha sido esta experiencia y cómo se presenta esta oportunidad?

La experiencia de haber sido aceptado en una universidad estadounidense del calibre de Hamilton College, la verdad es que ha sido extraordinaria. Además, estoy muy emocionado porque ahora tengo la oportunidad de hacer las dos carreras que quiero estudiar en las mejores universidades de EEUU. Digo esto porque tengo la intención de hacer el programa que tiene mi universidad con Columbia, lo que significa que podré estudiar Economía en Hamilton para más tarde estudiar Matemáticas Aplicadas en Columbia. Es decir, estudiar una carrera en cada una de estas dos universidades.

Además, como es lógico, para poder hacer este programa se necesita un gran rendimiento académico en los primeros años, así que me esperan unos años bastante duros. Pero como siempre, y más esta vez teniendo una oportunidad tan increíble, lo afrontaré con muchas ganas e ilusión, y de esta manera no tengo dudas de que lograré mis objetivos.