¿De qué año a qué año estuviste en SEK-Catalunya y que cursos hiciste?
Empecé a ir a SEK-Catalunya en 1º de Educación Infantil en 2001, con 3 añitos. Mis padres siempre me explican lo feliz que estaba de ir por fin al colegio de mayores con mi amiga de la guardería, Bertha. Yo de eso no me acuerdo, pero puedo decir que Bertha sigue siendo una de mis mejores amigas. Seguí toda mi etapa escolar hasta que me gradué en segundo de bachillerato. Hice el bachillerato Nacional y el Programa del Diploma del Bachillerato Internacional al mismo tiempo, y estoy orgullosa de haberlo escogido así. Con el IB tuve una formación extra donde descubrí ámbitos de estudio como la asignatura de Sistemas Ambientales y de Sociedades, la cual está muy relacionada con lo que quiero hacer en un futuro. Por otra parte, con el bachillerato Nacional pude entrar a la universidad que quería, la Universitat Pompeu Fabra, en Barcelona.

¿Qué recuerdos tienes de tu paso por el colegio?
Tengo tantos, y tan buenos, que no sabría por dónde empezar. Cuando nos vemos con mis amigas nos pasamos horas riendo y recordando anécdotas, hasta que alguna de nosotras dice: “Como lo echo de menos” o “Ojalá volver”. Pero, a parte de recuerdos divertidos, también tengo alguno que me hace sentir afortunada de haber tenido los profesores que tuve. Todos y cada uno de mis tutores me hizo crecer en algún aspecto: Kaitlin, la profesora de Drama, me animó a seguir mi camino artístico y nunca se cansó de repetirme que todos somos diferentes y especiales; Gloria, la profesora de Biología, junto con Bob, el profesor de Ciencias, me encarrilaron hacia un futuro científico, donde actualmente estoy; y Ignasi, el profesor de Filosofía, fue un gran soporte durante mis últimos años en SEK. Esto son solo ejemplos, pero, como digo, podría contar muchos más.

¿Cuál ha sido tu trayectoria desde que terminaste el colegio?
Tras terminar segundo de Bachillerato, entré en la Universitat Pompeu Fabra, donde estuve cursando un Grado Abierto. Este consistía en impartir asignaturas de dos grados distintos, en mi caso, Biología Humana y Ingeniería Biomédica, y escoger entre ambos al final del primer año. Decidí optar por Biología Humana, ya que el plan docente era más de mi interés.
Durante los años en la universidad he aprovechado para hacer prácticas extra-curriculares y formarme profesionalmente. En el verano de segundo año estuve en un laboratorio de Fisiología Vegetal, en la Universidad de Barcelona. Puede parecer extraño que me interesase por este ámbito, viendo que estudio un grado relacionado con lo “Humano”, pero lo cierto es que me llamaba mucho la atención cómo la sociedad puede beneficiarse de la naturaleza gracias a la biotecnología.
En tercer curso hice una Erasmus Prácticas en el extranjero, en Inglaterra. Estuve trabajando en un laboratorio de Biología Molecular, investigando nuevos tratamientos para usar en combinación a la quimioterapia para así reducir la dosis de la segunda y evitar sus graves efectos adversos. Fue una gran oportunidad para conocer otras culturas y mejorar mi nivel de inglés, y con ello descubrí que la investigación básica no era lo que más me apasionaba.
El verano pasado, fue cuando encontré mi pasión, o al menos aquello a lo que quiero que se parezca mi futuro. Estuve realizando prácticas para mi Trabajo de Fin de Grado en el Instituto de Salud Global de Barcelona, en un estudio que tiene el objetivo de determinar como la calidad del aire y otros factores de estrés de la ciudad de Barcelona pueden influir al desarrollo neuronal de los niños durante la etapa pre y post natal. Este tipo de investigación, relacionada con la Salud Global y la Salud Pública, es lo que más me llama la atención. Lo cierto es que, ahora, mirando atrás, veo que la idea que tuve en segundo año, ya apuntaba hacia aquí. Mi objetivo en la vida, a día de hoy, es estudiar los problemas del mundo desde un punto de vista global, conectando áreas de conocimiento, y dar soluciones sostenibles, en coherencia con nuestro entorno. Para ello, obviamente, la biotecnología es esencial, pero también la sociología o la bioética.

Actualmente estoy acabando el grado de Biología Humana, realizando mis prácticas en ISGlobal, y aplicando al máster de Public Health y Global Health para el año que viene.

¿Qué te hizo estudiar lo que has estudiado y ser lo que eres hoy en día?

Como he comentado antes, tuve dos grandes profesores que me hicieron ver lo bonito de la ciencia. Desde la ESO hasta Bachillerato me interesé por ese ámbito, y a día de hoy aun sigo con ganas de descubrir qué más me puede ofrecer. Además, mis padres, aunque ninguno de ellos se dedica a la ciencia, me animaron, y me animan cada día, a seguir por este camino. Los compañeros que he ido conociendo durante mis años de universidad también han ayudado enormemente a que yo sea quien soy a día de hoy. En el momento que encuentras personas con aficiones y opiniones similares a las tuyas te das cuenta que estás donde tienes que estar.