Miguel Galindo, antiguo alumno de SEK-Les Alpes, guía del esquiador Jon Santacana, triple medalla de oro en los Juegos Paralímpicos y siete veces campeón del mundo en su modalidad nos ha acompañado hoy en la presentación de un acuerdo de colaboración para fundar la International Ski School Les Alpes, una Escuela de Tecnificación Deportiva Internacional de Esquí. Es un proyecto global de excelencia académica y alto rendimiento deportivo de esquí alpino, dirigido a todos los jóvenes esquiadores de edades comprendidas entre los 13 y los 18 años.

En la presentación, Miguel ha hablado así de su paso por el colegio y de la importancia de este acuerdo:

“La Institución Educativa SEK a través de SEK-Les Alpes desarrolla la parte deportiva y la parte académica de una forma conjunta, de una manera innovadora y pionera en España ya que en España tenemos el handicap que el esquí es el único deporte que no se puede practicar en España durante todo el año, por que en invierno tenemos muchas estaciones, muchos clubes y tenemos el entorno perfecto pero el esquí es un deporte que si lo quieres desarrollar a un alto nivel tienes que estar entrenando durante todo el año y nos falta nieve desde abril hasta noviembre, por lo tanto es una desventaja que tenemos como país y que tenemos que estar siempre fuera, por ello la experiencia de estar en los Alpes es única por tener glaciales relativamente cerca para poder entrenar durante todo el periodo académico y tener la parte académica muy bien cubierta.

“El deporte de alto rendimiento es muy complicado, hay que invertir muchas horas y en el esquí, que hay que entrenar en un entorno tan hostil como es la montaña, siempre fuera, siempre viajando, es algo que te hace estar siempre alejado de los centros académicos, en otros deportes puedes tenerlo relativamente cerca y puedes estudiar en una ciudad e ir a entrenar a cualquier pabellón que tengas cerca y el esquí lo tiene más complicado.

Por ello, imaginaros lo que es tener una institución como SEK-Les Alpes en plena montaña pudiendo desarrollar programas deportivos y académicos adaptados al deportista. Lo que hacíamos allí era poder entrenar desde septiembre en glaciares cuatro días a la semana con programas de desarrollo físico entre medias y en invierno todos los días, cubríamos la parte académica por las tardes con profesores españoles, recuperando todas las clases, con tutorías, etc era la manera perfecta de poder llevar estos dos entornos, el deportivo y el académico de una manera ejemplar.

La experiencia de todos los que estuvimos allí, fue una experiencia fantástica, a parte del deporte y de la parte académica se desarrolla otra cosa que es la convivencia que tenemos allí con los alumnos, con el profesorado, era como estar en familia.

Este proyecto creo que es una oportunidad fantástica, es un impulso a los deportes de invierno, todo lo que sea en favor de desarrollar estos programas es fantástico y si se puede conseguir la excelencia académica. Me gustaría que en unos años pudiéramos tener un deportista en los juegos olímpicos que haya pasado por este programa, eso significará que ha funcionado”.

Miguel Galindo finaliza su exposición diciendo algo importante “muy pocos deportistas llegan a la élite, es muy difícil llegar pero lo que no puedes dejar de lado es la formación académica porque es lo que te va a acompañar toda la vida, es el poso que llevas detrás y poderlo desarrollar así es fantástico”.