"Supuso un cambio radical en mi vida: conocerme mejor y tener la oportunidad de desarrollar todo mi potencial, hasta formar la que considero a día de hoy mi segunda familia, no solo de amigos, sino también de profesores y educadores"

Yo soy de Granada y estudié Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Granada. No obstante, a pesar de estos tres años que llevo de nuevo en Granada, sigo manteniendo a diario el contacto con mis amigos del colegio (no solo de El Castillo, sino también de otros SEK que conocí durante el IX Encuentro SEKMUN), y cada vez que puedo hago una escapada la capital para verles. La razón principal por lo que me gustan tanto las nuevas tecnologías es precisamente por ofrecer esa posibilidad de estar conectados, a pesar de las distancias.
En cuanto a la trayectoria «profesional», considero que soy una persona transversal porque, a pesar de mi perfil técnico, he participado en otras actividades más disruptivas que no están nada relacionadas con mi carrera. Creo que es una realidad que, aunque tendamos a estar cada vez más especializados, es bueno tocar otras áreas del conocimiento para poder sacar el mayor provecho posible a cualquier trabajo en equipo que realicemos. Eso me ha permitido no sólo participar en diversos foros de emprendimiento, sino también haber propuesto diferentes soluciones estratégicas a empresas como P&G.

Para mí el SEK fue (y lo sigue siendo) mucho más que un colegio. Además, fui residente y pude aprovechar la experiencia aún más. Me gusta comparar el cariño que tengo hacia el colegio con el que Harry Potter sentía hacia Hogwarts. A esta casa le debo todo lo que soy y, aún a día de hoy, no tengo palabras para agradecerle a la Institución todo el apoyo que recibí de su parte desde el minuto 1. Y es que, aunque solo fue un año, a mí me supuso un cambio radical en mi vida: desde conocerme mejor y tener la oportunidad de desarrollar todo mi potencial, hasta formar la que considero a día de hoy mi segunda familia (no solo de amigos, sino también de profesores y educadores [de residencia]). Desde luego, si pudiera, daría lo que fuera por repetir aquella etapa.