"Mi experiencia en la UCJC fue muy positiva y, aparte de formación muy completa, me llevo extraordinarios compañeros y amigos."

Mi experiencia tanto en la rama de psicología como en la de criminología ha sido definitivamente positiva. Profesores cualificados que actualmente están inmersos en el sector nos transmitieron sus conocimientos de primera mano contándonos casos reales y dejándonos participar en ellos planteando diferentes tratamientos e hipótesis. Además, al ser clases reducidas los académicos se preocuparon por el seguimiento de cada uno de los alumnos y nos tutorizaron de forma personalizada cada uno de los trabajos prácticos que hacíamos durante las clases. En concreto en el grado en Criminología tuvimos la oportunidad de visitar diferentes centros relacionados con la disciplina como la academia de la Policía Nacional de Ávila o el Instituto anatómico forense. En mi opinión estas visitas son muy útiles para comprobar las diferentes salidas laborales que tiene la Criminología. Respecto a las prácticas en empresas, en psicología las realicé en un centro de menores (aunque había varias opciones dependiendo de la especialidad que escogiéramos como hospitales, clínicas, centros de rehabilitación…) y en criminología en la Guardia Civil (Unidad Técnica de Policía Judicial). En ambos casos los profesionales nos dejaron participar y personalmente conocí de primera mano cómo trabajan desde diferentes ámbitos por lo que tuve la oportunidad de poner en práctica todos los conocimientos adquiridos a lo largo de las clases.

En resumen, mi experiencia en la UCJC fue muy positiva y aparte de formación muy completa me llevo extraordinarios compañeros y amigos.